Masturbación femenina

Guía de masturbación femenina

La masturbación femenina puede hacer llegar al orgasmo a través de la estimulación del clítoris. Aprender a masturbarse es una gran manera de averiguar lo que te excita y qué tipo de contacto físico y fantasías te hacen llegar más fácilmente al orgasmo. Este artículo te va a mostrar exactamente qué hacer para masturbarte (con las manos o con juguetes), así como mostrar algunas maneras de ampliar tus de fantasías

Romper el tabú

La Iglesia Católica sigue diciendo que la masturbación es una perversión. Todavía hay pocas mujeres que admiten no masturbarse, aunque el 45% de nosotras nos masturbamos regularmente.

Muchos estudios han demostrado que las mujeres que se masturban disfrutan mucho más activa y plena vida sexual que los que no lo hacen. Una gran mayoría de las mujeres sólo alcanzan el orgasmo mediante la masturbación. La masturbación es la mejor manera de llegar a saber cómo y dónde te gusta que te toquen y de descubrir tu cuerpo: tu clítoris, el punto G y otras zonas erógenas. Una vez que sepas cómo hacer que tu misma te vengas, será más fácil guiar a tu pareja para que ambos tengáis una mejor vida sexual.

Con los dedos

Siéntate o acuéstate con las piernas separadas, usa tus manos para acariciar y estimular tus genitales. Comienza explorando la vulva, los labios pequeños y grandes hasta llegar con el dedo índice al clítoris en la parte delantera. Estimula el clítoris, de arriba abajo, o si eres particularmente sensible, haz movimientos circulares. Busca el ritmo que te de las mejores sensaciones y mantenlo hasta que alcances el orgasmo.

Utiliza un objeto

La vagina es profunda y de difícil acceso, con las manos. Utiliza un objeto alargado para ayudarte. Colocando el objeto entre las piernas y haz un movimiento de vaivén. Busca el ritmo y la presión con la que disfrutes más.

Si eres perezosa, utiliza un juguete sexual

Pruebe con estimuladores del clítoris y consoladores. Los puede utilizar sentada, de pie o acostada. Son muy fáciles de usar y son muy eficaces. Son ideales si no quieres tener que hacer mucho esfuerzo, o si quieres llegar al orgasmo en 3 minutos exactos. Úsalos para estimular el clítoris con vibración. El único inconveniente es el contacto frío con un objeto mecánico… y no te vuelvas adicta como las chicas de Sexo en la Ciudad. En serio, no existe un verdadero riesgo a la adicción a los juguetes sexuales.

¿Placer a solas o compartido?

La masturbación no necesariamente compensa la falta de sexo. Es un momento de placer privado durante el cual usted puede olvidarse de todas las restricciones, y ceder a todo tipo de fantasías. Es una idea preconcebida de que sólo los solteros se masturban. Compartir los placeres de la masturbación con tu pareja es una señal de la confianza en tu relación.